PABLO (segunda parte)

Primera parte (PABLO): https://sandraruiz.blog/2019/11/09/pablo-primera-parte/

Me fijé en ella nada más verla…

Y lo primero que me pregunté fue qué mierda hacia una chica de esa clase mezclada con esta gentuza.

Un viernes cualquiera, a las afueras de un polígono…, más de una docena de coches puestos en fila, con los maleteros llenos de altavoces, la música a toda pastilla y el alcohol y las pastillas rulando por todas partes…

Así era nuestro mundo. De jueves a domingo siempre había más ambiente, los demás días eran mirarnos las caras los mismos de siempre.

Y allí estaba ella… callada, mirándolo todo con atención, fijándose en lo que pasaba a su alrededor.

Ella no era como las demás, aunque fuese de nuestra edad… se le notaba la inocencia a leguas.

Y yo… no podía dejar de mirarla ni un solo minuto.

Sus gestos me dejaban embobado, y no solo por esa cara que desprendía dulzura ni por esos labios carnosos que me hacían imaginarme mil guarradas… Era su forma de mirar la que me desarmaba.

No tengo ni la menor idea de como se pudo fijar en mí…, tal vez, porque notaría mi mirada clavada en ella.

Yo estaba apoyado en mi moto con una cerveza en la mano y entonces… nuestras miradas se cruzaron y yo aproveché para mirarla fijamente a sus ojos. Pretendía intimidarla y luego llevármela a la cama…, pero me mantuvo la mirada con decisión.

Una mirada que me decía algo más, me hablaba de una manera diferente y me transmitía tranquilidad… una tranquilidad que llevaba años sin sentir…

Entonces supe que esa noche sería mía. Sabía que caería al igual que caían todas esas chicas con las que me acostaba cuando yo quería…

Me acerqué a ella y le alargué mi cerveza. Ella me sonrió y luego la aceptó sin más. Esa sonrisa… me volvió completamente loco…

Le pregunté cosas que de las demás chicas ni siquiera me interesaba. Aunque parezca despiadado, pero prefiero que no hablen, que no me pregunten nada, solo quiero ir al grano y que luego me dejen tranquilo… Pero de ella quería saber más cosas. Necesitaba saber que hacía en ese ambiente de locos, quería saber su barrio, su edad, quería saber su nombre…

-Lucía, me llamo Lucía…

Continuará…

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close