Como la vida misma… (CRECIENDO CON ALEX)

¡Hola!

Llevaba tiempo con ganas de enseñarte esa parte de “CRECIENDO CON ALEX”. La que te deja sin palabras, esa que incluso te puede poner el vello de punta y moverte todo por dentro… Sí, esa parte que no puedes dejar de leer hasta el final…

“…Me dio la vuelta hacia él y de un impulso se subió a horcajadas encima de mí. Me miraba desde arriba con una sonrisa que me derretía hasta el alma; su pelo color caramelo y despeinado me volvía totalmente loca. Me daban ganas de meter mis dedos entre sus mechones y tirar suavemente hasta guiarlo a mi entrepierna. Es tan arrebatadoramente atractivo que duele solo con mirarlo; sus ojos, su mirada llena de lujuria y de deseo… Es una pasada de hombre; más bien una pasada de dios transformado en hombre.

De un tirón se deshizo de mi camiseta que llevaba para dormir, quedando mis pechugas al aire. Me acarició despacio con sus manos desde mis hombros, pasando por mis pezones de punta hasta mi vientre… Luego siguió ese mismo recorrido con su lengua…, pero esta vez empezando por mi boca, deteniéndose unos segundos en mi cuello y continuando por mis pezones…, succionando primero uno y después el otro. Yo me retorcía debajo de su cuerpo, arqueando mi cadera para sentir más presión en mi entrepierna, que palpitaba por el gusto que me provocaba su lengua sobre mi cuerpo. Terminó deshaciéndose de mis braguitas empapadas y también de su calzoncillo apretado.

 —Eres increíblemente sexi… Y me pones como una moto. ¡Dios! —Me tapé la cara con la almohada para evitar que se escucharan mis jadeos cuando lo sentí juguetear con su lengua por mi monte de Venus.

Me volvió completamente desquiciada sentir su boca en mi ansiosa raja; no me dejaba pensar, su lengua se hacía sitio entre los pliegues de mi húmeda vagina. Sus manos apretaban mis pechos suavemente y mi espalda se arqueaba una y otra vez en busca de un orgasmo que estaba a punto de llegar. Entremetí mis dedos por su pelo, apretando con cuidado su cabeza contra mi sexo.

 —Me vas a matar. Estoy a punto…

Entonces levantó la cabeza y, mirándome desde abajo, se relamió los labios. A continuación se mordió el labio inferior y reptó por mi cuerpo hacia arriba, pasando su lengua por cada rincón de mi piel desnuda sin dejar nada por devorar. Sus labios estaban salados por mi jugo; eso me excitó aún más. Abrí mis piernas y bajé mis manos hasta su agradecido miembro y jugueteé un poco con mis dedos. Resoplaba entre jadeo y jadeo y yo me contenía para que su tía no nos oyera.

 —Tú sí que me vas a matar, nena…

Nos besamos con desesperación; todo era un manojo de lenguas, saliva y dientes. De vez en cuando uno mandaba a callar al otro para controlar el ruido que salían de nuestras bocas y nuestros cuerpos al chocar.

—Dime, ¿qué quieres, Alex? Quiero escucharlo de tu boca.  

No me lo pensé ni dos veces antes de hablar.

 —Quiero que me hagas el amor, quiero sentirte dentro de mí y quiero que nos corramos juntos…

Un gruñido ronco y desesperado salió de su garganta. Aún con mi mano en su verga, la conduje hasta mi entrada, jugué un poco más con su punta húmeda en mi sexo… Pero éste no aguantó más y entró con fuerza, empalándome una y otra vez con más intensidad que la anterior. Dos embestidas más como esa y me haría estallar de placer. Pero no: ralentizó el ritmo e inició un movimiento más paciente y sosegado… Frenó tanto sus movimientos que mi sexo empezaba a quemarme por todas partes. El muy mamón sabía lo que se hacía…, estaba retrasando el orgasmo que estaba a punto de surgir…”

Si te ha gustado esta parte puedes suscribirte a mi blog para seguir leyéndome.

Aquí abajo te dejo el enlace para poder unirte a esta comunidad, (no olvides confirmar)

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Comprar: https://www.amazon.es/Creciendo-Alex-Sandra-Ruiz/dp/8413049083

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close