Esfuerzo, recompensa y… PACIENCIA.

¿Piensas qué todo esfuerzo tiene su recompensa?

Hoy en día es una frase muy común y es cierto que tiene su lógica… Pero yo a todo esto le añadiría “PACIENCIA”.

No te pasa que en ciertas ocasiones cuando llevas mucho tiempo trabajando duro en algún proyecto de larga duración, de repente y sin esperarlo te vienes abajo porque tus resultados no son los esperados.

A mí me ha pasado y en ciertos momentos me sigue pasando…

Pero cuando me ocurre eso, como se suele decir…, es cuando cojo al toro por los cuernos y me animo a mi misma sacando el lado positivo de todo ese camino que ya llevo recorrido hasta ahora.

Pero… nunca dejas de preguntarte si de verdad merece la pena tanto esfuerzo, tu tiempo, tu ilusión…

Sueñas cada día con ser alguien en ese mundo que hace un tiempo has conocido y decides que cueste lo que te cueste vas a hacer lo imposible por abrirte ese camino que tanto has deseado durante tanto tiempo.

Empiezas con ganas, investigas, aprendes, sigues investigando, indagas en campos desconocidos para ti, dedicas tú tiempo libre a darlo todo… Y de pronto… ¡Vuelves a caer!

Así es, tus ánimos te vuelven a fallar e incluso dudas hasta de ti mismo. Te vuelves a realizar la misma pregunta…

¿Seré capaz de llegar hasta donde yo quiero?

Pero es inevitable, es normal que tus resultados no sean los esperados y más normal será preguntarte una y otra vez si de verdad todo este esfuerzo tendrá su recompensa.

Y entonces… ¡vuelta a empezar!

No te quieres rendir, aún no. así que coges otra vez al toro por los cuernos y tu misma comienzas a animarte haciéndote ver que; lo que haces te gusta y que el simple hecho de disfrutarlo ya merece la pena.

Y es cuando llego a la conclusión de que me acabo de dar cuenta de que los sueños no son “sueños inalcanzables”, de que nadie te va a dar el trabajo ya hecho, que te lo vas a tener que currar tu solita con tu esfuerzo y dedicación, que cogerse a la mínima posibilidad es positivo porque eso es una pequeña puerta de acceso a tu sueño.

La vida trata de eso ¿no?

De ir superándose día a día, de ir trabajando ese abanico de posibilidades para ir cumpliendo nuestros sueños… Lo que nos llevará a sentirnos satisfechos con nosotros mismos.

Y ahora es cuando me puedes preguntar:

“Bueno… ¿Y a qué viene todo esto?”

Pues a que simplemente, al igual que yo seguro que muchos de vosotros, en algún momento de vuestra vida os habéis sentido así. Y hoy he querido escribir este artículo para compartir con todos vosotros que:

  • Nunca tiréis la toalla cuando os venga el bajón porque ese será el camino fácil.
  • Sacar siempre ese lado positivo de las situaciones ayuda y mucho.
  • Esfuerzo va unido a la recompensa y también a la paciencia y por supuesto, a la constancia.

Ahora mismo me encuentro en ese momento de trabajo, esfuerzo, constancia y la paciencia precisamente no es mi fuerte, pero la voy trabajando mirando el lado bueno de mi recorrido… El bajón siempre está ahí e incluso a veces el agobio por exigirme tanto a mí misma pero…

“Los sueños están para hacerlos realidad”

Y yo tengo claro que mis sueños están para cumplirlos…

¿Y los tuyos…?

¡Feliz semana!

Y siempre, gracias por leerme…

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close